lunes, 25 de febrero de 2013

MONET






Siempre se ha considerado a Monet como el máximo representante del Impresionismo. Indudablemente, Monet es un impresionista puro, él nunca abandonó sus planteamientos. A lo largo de su dilatada carrera, llega a ejecutar cerca de tres mil cuadros. Su máxima preocupación es plasmar la vibración cromático-lumínica en sus lienzos.
En sus temas la luz engendra el color y la forma. Su retina capta hábilmente el reflejo de la luz en cualquier lugar: en una superficie acuática, en un suelo nevado o en la portada de una catedral. Sus temas preferidos son las marinas, escenas fluviales y paisajes. En su infatigable investigación de la incidencia de la luz, observa que ésta varía con el paso del tiempo, y así se producen múltiples efectos que intenta rescatar con su ágil y rápida pincelada.
Nunca derivó hacia otras corrientes artísticas, sino que se mantuvo fiel al Impresionismo hasta su muerte. Destacan otros casos como el de Cézanne, que hace del Impresionismo, un personalísimo estilo que camina por cauces diferentes. Otros pintores impresionistas pero de personalidad distinta a la de Monet son Degas y Renoir, no por ello menos importantes.
Monet fue un gran amante de la cultura y arte japonés. De ahí, que se construyera un jardín a la oriental, con un puente y con nenúfares. Este fue un buen lugar para refugiarse en sus últimos años. En este tiempo, un Monet casi ciego se deja "iluminar" por una luz limpia incidiendo en el agua de su estanque y en todo lo que le rodea.

Monet -Autorretrato- 1886

De todos los impresionistas, Monet fue el que con más énfasis practicó el pleinerismo, es decir la práctica de la pintura al plein-air ("aire pleno, total"), la pintura al aire libre. Aunque existe gran cantidad de pintores paisajistas previos a Monet, se nota en ellos que la factura de sus obras ha sido realizada principalmente dentro del taller tras un previo esbozo. Hasta la segunda mitad de siglo XIX, las pinturas (óleo, temple) eran realizadas artesanalmente y envasadas en frascos, vejigas, etc. La invención de los pomos (un positivo producto de la Revolución industrial), permitió a los pintores llevar sus óleos o temperas al aire libre, bajo el sol, sin que estos elementos se secaran u oxidaran rápidamente como había sucedido hasta entonces. Bien que este aporte industrial no bastó: se requirió de genios, y un genio para la pintura al plein-air (y para la pintura universal) como Monet.

Al aire libre, bajo la luz solar, pudo minuciosamente observar y plasmar casi inmediatamente, a "brochazos", a plena macchia, Monet los efectos de la luz sobre los objetos, los cambios, las vibraciones de esa luz; es por tal razón que la pintura de Monet nos resulta especialmente vital, aunque su vitalidad sea una serena vitalidad, llena de armonías.


Impresión, sol naciente (Impression, soleil levant) -1872/1873- 
"El paisaje no es otra cosa que una impresión, una impresión instantánea , de ahí el título , una impresión que me dio. He reproducido una impresión en le Havre, desde mi ventana, sol en la niebla y unas pocas siluetas de botes destacándose en el fondo... me preguntaron por un título para el catálogo, no podía realmente ser una vista de Le Havrem y dije "pongan impresión".
 Claude Monet




Dvořák
Violinista: Itzhak Perlman
Songs My Mother Taught Me


 

Nace el 14 de noviembre de 1840 en el 45 de la rue Lafitte, en el seno de una familia de comerciantes. Su padre se llamaba Claude Adolphe y su madre Louise Justine Aubrée, siendo el segundo hijo del matrimonio. Los problemas económicos que atravesaba el padre del futuro artista motivaron el traslado a Le Havrebullicioso puerto del Canal de la Mancha, ya que allí podía participar en el próspero negocio de su cuñado, Jacques Lecadre, que tenía una prestigiosa tienda de ultramarinos.


Esto sucedía en 1.845. Había trabajo para las dos familias y el rumbo económico de la familia de Monet mejoró notablemente. Tenía Claude Monet un hermano, Leon. Y el padre decidió que sus hijos estudiaran, mejor que ayudarle en el colmado. Claude empezó yendo a la escuela, pero los estudios no se le daban bien, prefería dibujar caricaturas de los profesores. Caricaturas que corrían bajo los pupitres de toda la clase, hasta que el caricaturizado se apercibía de los murmullos y risas contenidas y requisaba la obra.

Monet recibió sus primeras lecciones artísticas en la escuela, de la mano de François-Charles Ochard, alumno del pintor neoclásico Jacques-Louis David. En estos momentos estaría más interesado por los dibujos graciosos y caricaturas que por adquirir una formación artística. A los 15 años ya tenía relativa fama como caricaturista, realizando un buen número de caricaturas de ciudadanos de Le Havre por las que cobraba entre 10 y 20 francos, consiguiendo una pequeña fortuna de 2.000 francos.


Cuando Monet tiene 17 años fallece su madre, era una mujer activa con un gran gusto por la música. La pérdida supuso un duro golpe para el joven quien establecerá una estrecha relación con su tía, Marie-Jeanne Lecadre, interesada por la pintura, pintora aficionada y compañera -tras enviudar- del pintor parisino Armand Gautier. Este mismo año, Claude decide abandonar el instituto para dedicarse a la pintura. Ha conocido a Boudin, con quien se inicia en el paisaje y la pintura al aire libre. El padre no admite la decisión de su hijo pero, gracias a la persuasión de la tía Marie-Jeanne, acepta a regañadientes. Para que la formación del joven en París no signifique un peso para la economía familiar solicita en dos ocasiones una beca al ayuntamiento de Le Havre, pero Monet emplea sus ahorros para marchar a la capital, a pesar de la negativa paterna.

Trofeo de caza (1862)
(Periodo académico)
A principios de abril de 1859 llega a París donde visita a Constant Troyon quien le aconseja que tome lecciones de dibujo y que acuda a copiar al Louvre. También le recomendó acudir al taller de Thomas Coiture, pero el joven artista eludió la enseñanza académica y acudió a la Académie Suisse, taller propiedad del alumno de David, Charles Suisse, quien ofrecía a sus alumnos absoluta libertad para trabajar ante modelos vivos. Aquí conocería a Pissarro, entablando ambos una estrecha amistad. Durante esta estancia empieza a tomar contacto con los realistas en la "Brasserie des Martyrs" donde Monet acude a realizar caricaturas para ganarse la vida. Se interesará por Courbet, al que poco después conocerá, sin renunciar a las enseñanzas de Delacroix o Daubigny. En 1861 le toca hacer el servicio militar en Argelia, en la legión africana, durante un periodo de siete años. La delicada salud del joven -enfermó de tifus a comienzos de 1862- motivó su regreso a Le Havre por un periodo de seis meses. En esta temporada continuó trabajando con Boudin y conoció a Jongkind. Su tía Marie-Jeanne exoneró al joven del servicio militar al pagar 3.000 francos pero le puso como condición continuar sus estudios pictóricos en París. En el otoño de 1862 Monet regresaba a París, acudiendo al taller de Auguste Toulmouche por indicación de la familia. Este le aconsejó que acudiera al estudio de Charles Gleyre donde permaneció hasta 1864 cuando el maestro cerró su taller por una dolencia ocular. Aquí conoció Monet a tres compañeros con los que entabló estrecha amistad: Renoir, Sisley y Bazille, intimando especialmente con este último. Junto con sus compañeros de estudios se dedicará a la pintura al aire libre en Chailly, en el bosque de Fontainebleau. Tras una estancia en Normandía junto con Bazille, en el verano de 1864 visita a su familia en Saint-Adresse, se ve desprovisto de la manutención. El éxito obtenido por Manet en el Salón de los Rechazados con su "Desayuno en la hierba" motiva al joven Monet a realizar una obra con temática similar pero realizada al aire libre. No llegó a concluir esta empresa pero trabajó en diversos estudios donde aparece Camille Doncieux, una joven de 19 años con la que empieza a mantener relaciones. Envía sus primeras obras al Salón oficial, realizadas al aire libre, siendo recibidos con simpatía por la crítica.


Sin embargo, su próxima experiencia en el Salón será negativa. En 1867 envía "Mujeres en el jardín" que será rechazado y criticado negativamente por Manet. A esta decepción tiene que añadir Monet el embarazo de Camille por lo que se traslada a Saint-Adresse para comunicárselo a su familia, que recibe la noticia con disgusto -a pesar de que el padre del pintor tenía un hijo de una relación con su criada-. Durante este verano, Camille tendrá a su primer hijo, Jean, el 8 de agosto de 1867. Los problemas económicos serán una constante durante buena parte de la vida de Monet; en 1868 intenta suicidarse sin éxito por esta razón, pero en verano las cosas parecen ir mejor y se traslada a la costa normanda con Camille y Jean, tomando parte en una exposición en Le Havre. Al año siguiente la penuria económica continuó y durante la estancia en Bougival no tenían dinero para calefacción, luz o alimentos para el bebé. Renoir, que vivía en los alrededores les ayudaba como podía. Curiosamente, esta época de penuria será en la que ambos artistas trabajen con mayor placidez, trabajando con una pincelada impresionista que descompone el objeto en manchas y trazos de color. El 28 de marzo de 1870 se casan Camille Doncieux y Claude Monet, contando con la presencia de Courbet como testigo, para evitar ser llamado a filas ante la inminente guerra que se avecina se traslada a Trouville, desde donde partieron a Inglaterra al estallar la Guerra Franco-Prusiana. En Londres apenas estuvieron seis meses, interesándose más por visitar los museos -donde pudo contemplar las obras de Turner y Constable- que por pintar. Durante su estancia londinense pasará a formar parte de los artistas protegidos del galerista Paul Durand-Ruel.



Camille Doncieux -1874- (RENOIR)
 




Claude Debussy
Rêverie
Pianista: François-Joël Thiollier


***

Monet (RENOIR)

El 17 de enero de 1871 fallece el padre del pintor y en mayo la Comuna es sofocada sangrientamente. Monet decide trasladarse a Holanda e instalarse en Zaandam, cerca de Amsterdam, donde su situación económica es favorable gracias a la herencia paterna recibida y a las lecciones de francés impartidas por Camille.

Camille
 Se interesará por la pintura paisajística del Barroco encabezada por Jacob van Ruysdael y Maindert Hobbema, por la que también se había interesado la escuela de Barbizon. Adquirirá algunos grabados japoneses durante una visita a Amsterdam. En otoño de 1871 los Monet alquilan una casa en Argenteuil donde pasará una de las temporadas más felices de su vida. Comprará un bote para convertirlo en taller flotante y realizar numerosas vistas del Sena en las que se interesa por representar los efectos de la luz y el color en los paisajes. Durante una de sus estancias en Le Havre pinta "Impresión, sol naciente" que se convierte en el manifiesto del nuevo movimiento que está por surgir. Y es que los artistas independientes que quieren exponer fuera de la influencia del Salón llevan bastante tiempo intentando organizar una exposición en la que presentar sus trabajos. A finales del año 1873 se funda la "Societé Anonyme Cooperative d´Artistres Paintres, Sculpteurs , Graveurs" que tiene a Monet como líder indiscutible. El 15 de abril de 1874 inauguraban la primera muestra en las salas del fotógrafo Nadar, participando, entre otros, Boudin, Cèzanne, Renoir, Monet, Sisley, Gautier, Pissarro, Bracquemond y Berthe Morisot. El grupo recibirá de manera irónica y despectiva el nombre de impresionistas debido al título de una obra de Monet, siendo el crítico Louis Leroy el responsable de esta denominación. Los impresionistas realizarían siete exposiciones más de las que Monet participará en cinco. La situación económica de los Monet vuelve a ser preocupante ya que Durand-Ruel tiene dificultades financieras y no puede comprar cuadros. En otoño de 1876 entabla amistad con el magnate Ernest Hoschedé y su esposa Alice, siendo invitado a pasar una temporada en el palacio de Montgeron.

Durante el invierno, Monet regresa a París para trabajar en la serie de la estación de Saint-Lazare donde la atmósfera se convertirá en la principal protagonista. En 1878 los Monet abandonan Argenteuil para pasar una temporada en París donde nacerá su segundo hijo, Michel, el 17 de marzo. En septiembre se trasladan a Vétheuil junto con la familia Hoschedé, viviendo juntos a pesar de las difíciles posiciones económicas de ambos. En estos momentos se empieza a fraguar una intensa relación entre Claude y Alice. El estado de salud de Camille empeora por momentos y el 5 de septiembre de 1879 fallece tras una larga convalecencia.

Monet intenta evadirse del duro golpe pintando a pesar del largo y frío invierno en el que hace sus famosos deshielos. Paulatinamente va abandonando su pintura de figuras para dedicarse al paisaje puro y a los estudios de luz y atmósfera, interesándose por captar la luz a diferentes horas del día en un punto determinado. Las primeras diferencias en el seno del grupo impresionista aparecen en 1880 ya que Monet, Renoir y Sisley se enfrentan a Degas. Claude envía sus cuadros al Salón y no participa en la quinta exposición del grupo. Charpentier organiza una exposición individual con 18 trabajos de Monet, consiguiendo un sensacional éxito de público, crítica y ventas, lo que permite mejorar su situación económica. En otoño se traslada a la costa normanda adonde regresará al año siguiente, ahora en compañía de Alice y los hijos de ambos. Las deudas y la incomoda situación familiar que no era admitida por los vecinos serán las razones de la marcha de Vétheuil. Entre 1881 y 1883 vivirá en diversas localidades de la costa normanda, interesándose por los acantilados y las escenas marinas. En marzo de 1883 Durand-Ruel organiza una exposición retrospectiva en la que se presentan 56 obras que son bien acogidas por la crítica pero que se venden con dificultad. A cambio recibirá de Durand-Ruel el encargo de la decoración de las puertas de su apartamento de París. En abril de 1883 Monet se ve obligado a abandonar su domicilio en Poissy debido a las dificultades financieras. Se trasladará con su familia a Giverny , un pueblecito de 276 habitantes entre París y Rouen, iniciando una nueva fase en la que pondrá en marcha las obras maestras con las que ha cosechado la fama que le corresponde. Alquiló una casa de color rosa con ventanas azules e instaló el taller en el granero de la zona oeste. Una gran huerta y un jardín eran los lugares favoritos del artista y allí se inspirará para la ejecución de un buen número de trabajos. En el verano había acabado de realizar las reformas necesarias. En busca de nuevos motivos de inspiración emprendió en diciembre de 1883 un viaje al sur, llegando hasta Marsella y Bordighera, en compañía de Renoir. A su regreso a Giverny visitaron a Cèzanne en l´Estaque pero Monet regresó a la costa italiana al año siguiente, en solitario, ya que sintió una especial atracción hacia los coloristas paisajes del entorno de Bordighera. En los trabajos que realizó podemos encontrar cierta anticipación a las obras de Van Gogh

A su llegada a Francia ofreció unos 50 cuadros a Durand-Ruel que en aquellos momentos atravesaba problemas financieros, por lo que el pintor tuvo que acudir a otros marchantes como Petit y Adolphe Portier. La situación financiera de Monet mejoró bastante si hemos de creer a Gauguin quien decía a su mujer que Monet ganaba unos 100.000 francos anuales. En el verano de 1884 lo pasó en la costa normanda con su familia, regresando a Etrerat en el otoño para realizar una serie de marinas de clara tendencia expresionista. A esta costa regresará en más de una ocasión interesado por la fuerza del mar y los impresionantes acantilados de la región. La fama de Monet va subiendo al igual que su cotización. En 1886 será la última exposición impresionista -la octava- en la que Claude no participó, presentando diez cuadros en la muestra de "Les Vingt" en Bruselas. Paulatinamente va tomando parte en mayor número de muestras - exposiciones Internacionales, individuales, colectivas- que aumentan tanto su fama como su fortuna. Será Theo van Gogh quien consiga en octubre de 1889 el precio récord de una obra de Monet al obtener más de 10.000 francos. Su espíritu viajero le lleva a regresar a Holanda -conociendo Haarlem y La Haya- y a Londres, entre 1886 y 1888. Precisamente en el verano de este año iniciará una de sus series más importantes: los almiares, serie en la que se mantendrá ocupado hasta 1890, realizando buena parte del trabajo en el taller. Las ganancias obtenidas le permiten comprar la casa y el terreno en el que vivía en Giverny, interesándose especialmente en cuidar del jardín. Años más tarde comprará un terreno más grande, con un arroyo y un estanque que irá transformando en un jardín acuático plagado de nenúfares, levantando un puente de estilo japonés. Las plantas y el puente se convertirán en importante motivo de inspiración durante sus últimos años, iniciando las series en 1899 para continuarlas hasta su muerte. La muerte de Ernest Hoschedé en marzo de 1891 pondrá fin a la ambigua relación existente entre Alice y Claude.

Monet y Alice ( Venecia )


El 16 de julio del año siguiente contraerán matrimonio. Precisamente en febrero de 1892 había iniciado la famosa serie de la catedral de Rouen en la que estará enzarzado hasta 1894. Alquilará una casa frente al templo gótico desde cuya ventana pintará los diferentes efectos de luz sobre su portada y sus torres. Los siguientes años los pasará recorriendo las costas normandas y bretonas para continuar pintando las playas y acantilados; viajará a Noruega a visitar a su hijastro o a Venecia donde se entusiasmará con las puestas de sol y los edificios; regresará a Londres para realizar interesantes series sobre el Parlamento o los puentes de Charing Cross y Waterloo. Buena parte de los trabajos realizados por estas fechas están acabados en el taller, algo a lo que siempre se había resistido, retocándolos e incluso destruyendo algunos de ellos. Debido a un accidente, en el verano de 1900 pierde temporalmente la visión de un ojo. Nuevos problemas oculares aparecerán ocho años más tarde cuando se le diagnostican los primeros síntomas de cataratas. En 1909 Alice padece una enfermedad crónica y fallece dos años después, el 19 de mayo de 1911. La pérdida de la esposa supondrá para el artista el inicio de una etapa de soledad y dolor, buscando el refugio en la pintura, siguiendo ahora los recuerdos almacenados en la memoria. En la mayor parte de las exposiciones importantes está presente Monet e incluso el Estado compra algunos cuadros para exponerlos en el Palais de Luxembourg. La culminación del éxito vendrá con la sugerencia, por parte de un grupo encabezado por Clemenceau, de la ejecución de una serie de pinturas con nenúfares para regalársela al Estado. Desde 1914 hasta el final de su vida se dedicará a trabajar en estas obras que serán emplazadas en el Invernadero de Naranjos de Tuileries (museo parisino de La Orangerie), anexo al Louvre, en 1927, ordenándose en círculo de manera que el espectador tiene la impresión de estar en medio del jardín acuático.
Este espacio recibe el nombre de la Capilla Sixtina del Impresionismo.




La vista de Monet empeora desde 1919. Tiene miedo de operarse ya que podría quedarse ciego. Cuatro años más tarde será operado de dos cataratas y su vista se reduce considerablemente, pero continúa pintando la serie de los Nenúfares, aislado casi por completo. Su salud se va apagando al igual que su vista y en el 6 de diciembre de 1926 fallece en su casa de Giverny, siendo enterrado dos días más tarde sin discursos ni pompas, ya que el artista siempre quiso guardar su intimidad. No en balde había rechazado la Legión de Honor y el ingreso en el "Institut de France", la más alta institución francesa de arte y ciencia.




*************************************************




En febrero de 1892 Monet inicia la famosa serie de la catedral de Rouen en la que estará enzarzado hasta 1894. Alquilará una casa frente al templo gótico desde cuya ventana pintará los diferentes efectos de luz sobre su portada y sus torres.

El objetivo de Monet en esta serie será demostrar que los objetos varían dependiendo de la luz que se les aplique. No es lo mismo una iluminación matutina que vespertina cuando incide sobre un mismo elemento.
Con paciencia casi obsesiva, el pintor esperaba cada día a que llegase el momento idóneo para continuar con su tarea. Ese momento era a veces realmente efímero, apenas podía durar algunos minutos, por lo que es sabido que Monet pintaba varios cuadros de forma simultánea. Como una perfecta metáfora del paso del tiempo y la vida, sus cuadros crecían, maduraban y llegaban a un término. Monet buscaba poner el énfasis en los aspectos más monumentales del edificio, resaltando la sensación de solidez de esos muros, objetivo que se consigue gracias al punto de vista elegido.











































































































































































































































































































































No busca los detalles, ya que éstos se diluyen en busca de una impresión.

Monet aplicaba reglas propias tales como: perspectivas sin profundidad o primeros planos que se veían influenciados por su estudio de láminas japonesas, entonces populares en círculos artísticos franceses.

En sus obras, Monet recurría a un dramático contraste tonal que eliminaba los tonos intermedios influenciado por la fotografía.

La característica común de todas las obras impresionista de Monet es el intento por captar la naturaleza tal y como es en cada instante e infundir a cada pintura una sensación especial de la naturaleza.

Para que los paisajes resultaran visiblemente impresionistas debían pintarse desde el comienzo hasta el final al aire libre, debiendo interrumpirse cuando cambiaran los efectos de la luz.

Presentar correctamente los efectos de la luz implicaba para Monet pintar colores puros sin tonalidades.

Argenteuil fue el lugar perfecto para que Monet desarrollara su arte eligiendo entre la armonía rural o la aglomeración social como temas, además de contar con la complejidad de la luz proporcionada por el río.
En Argenteuil fue la primera vez que pintó un jardín, actividad que dominaría durante sus últimos veinte años.
Monet en raras ocasiones introdujo motivos japoneses en sus pinturas. Hacia 1880 se ve fuertemente influenciado por los paisajistas de grabados japoneses como Hokusai y Hiroshige.
En 1890 adquirió un terreno junto a su casa de Girverny y diseñó un jardín. Esta incorporación motivó una pintura sobre un estanque de lirios de inspiración japonesa.
Existe un elemento característico en el tratamiento de las figuras: aparecen desconcertantes en el paisaje, son un elemento más de la naturaleza.


Gabriel  Fauré
Après un rêve
Violinista: Joshua Bell 



.


12 comentarios:

Gatopardo dijo...

Un grande de verdad, como tu post.
Necesitaré más tiempo.

Juan Nadie dijo...

Me encanta Monet. Hay un enlace muy bueno, que se hizo a raiz de una exposición antológica en París en 2010. Éste

Juan Nadie dijo...

Por cierto, muy adecuada la parte musical del post.

marian dijo...

Vamos, que te has quedado "impresionado", eh Gato.
Es para disfrutarlo con tiempo, estamos de acuerdo.

marian dijo...

Ya he recordado de qué conocía ese enlace, Charlie, lo pusiste tú en alguno de tus blogs, gracias por co...laborar con tu aportación:)
Ha sido fácil acertar con la música, a que sí.

Gatopardo dijo...

Hubo una época, que me "impresionaba" bastante, luego me volví más abstracto.

marian dijo...

Él tiene algo de expresionismo abstracto en alguno de sus cuadros.

marian dijo...

Abstracto, pero concreto:), tú.

jose dijo...

No veo un cuadro.
Se te ha debido pasar ;-)

marian dijo...

Tres mil debió pintar, Jose, que se me llena el álmub de Picasa y me doy un miedo...

Gatopardo dijo...

Ya, pero ése en concreto......

marian dijo...

...ese en concreto ¡¡¡¿¿¿QUÉÉË?!!!