miércoles, 5 de junio de 2013

ROSA CEDRÓN





Rosa Cedrón nació en Monforte de Lemos -Lugo- Galicia (España) un 25 de Octubre de 1972 en el seno de una familia con gran tradición musical, aunque muy pronto se mudaría a Coruña, donde pasó la mayor parte de su infancia. Con tan solo 8 años, empezó a interesarse por el mundo de la música, inquietud que le llevó a ingresar en el conservatorio y comenzar a formarse de un modo genérico hasta los 10 años, cuando descubriría su verdadera vocación: El violonchelo.

Cuentan personas de su entorno que desde entonces, Rosa y su violonchelo se convirtieron en inseparables a pesar de su corta edad. Su empeño y dedicación eran tales que compaginó sus estudios con su ingreso en la Orquesta de Cámara Municipal de A Coruña y posteriormente en la Banda Municipal de dicha ciudad. Tras años de preparación y un expediente brillante accedió a una plaza como profesora en el Conservatorio de Ferrol, impartiendo clases a un gran número de alumnos. Estas experiencias delimitaron y ampliaron su formación clásica y estuvieron a punto de definir permanentemente su espectro musical.

Pero un hecho relevante cambiaría su vida: la invitación a colaborar en un concierto conmemorativo del décimo aniversario del grupo Luar na Lubre, supondría un giro radical a su carrera. En el Teatro Rosalía de A Coruña, Rosa Cedrón tiene su primera toma de contacto con el grupo. A partir de entonces, y en un momento de reestructuración de la banda, se le plantea la posibilidad de entrar con carácter permanente. La idea inicial de que Rosa Cedrón fuese la violonchelista de Luar na Lubre, se trastocó de un modo definitivo, cuando su hermano, Javier Cedrón, violinista por aquel entonces del grupo, le hizo partícipe de la sugerencia del resto de sus compañeros: todos pensaban que Rosa tenía una gran voz y que podría ser una importante baza el hecho de que cantase en la banda.

Rosa asume con gran ilusión este proyecto, hasta el punto de que la incompatibilidad de horarios surgida entre su trabajo en el Conservatorio y el grupo, le hagan apostar firmemente por Luar na Lubre y renunciar a su plaza de profesora. Gracias a esta oportunidad, aflora su verdadera pasión y decide dedicarse en cuerpo y alma a cantar, preparándose intensamente, adquiriendo la técnica necesaria sin descuidar el sentimiento que la caracteriza y rindiéndose ante la evidencia de que a su vida estaría marcada por esta nueva faceta.



LUAR NA LUBRE con ROSA CEDRÓN
Memoria da Noite (2003)
(Recordando el hundimiento del Prestige -Noviembre de 2002-)



Madrugada, o porto adormeceu, amor,
a lúa abanea sobre as ondas
piso espellos antes de que saia o sol
na noite gardei a túa memoria.

Perderei outra vez a vida
cando rompa a luz nos cons,
perderei o día que aprendín a bicar
palabras dos teus ollos sobre o mar,
perderei o día que aprendín a bicar
palabras dos teus ollos sobre o mar.

Veu o loito antes de vir o rumor,
levouno a marea baixo a sombra.
Barcos negros sulcan a mañá sen voz,
as redes baleiras, sen gaivotas.

E dirán, contarán mentiras
para ofrecerllas ao patrón:
quererán pechar cunhas moedas, quizais,
os teus ollos abertos sobre o mar,
quererán pechar cunhas moedas, quizais,
os teus ollos abertos sobre o mar.

Madrugada, o porto despertou, amor,
o reloxo do bar quedou varado
na costeira muda da desolación.
Non imos esquecer, nin perdoalo.

Volverei, volverei á vida
cando rompa a luz nos cons
porque nós arrancamos todo o orgullo do mar,
non nos afundiremos nunca máis
que na túa memoria xa non hai volta atrás:
non nos humillaredes NUNCA MÁIS.





Con Luar na Lubre, desarrolló una amplia labor durante 9 años: actuó en los mejores escenarios, grabó varios discos y recogió premios de reconocimiento a su música. Entre tanto, simultaneó su intensa carrera con algunas participaciones en interesantes proyectos: grabaciones con Barbería del Sur, la participación en las B.S.O. de “Blanca Madison” o “Ilegal”, que pusieron a prueba su polivalencia. Rosa interpretó desde fados hasta boleros de un modo magistral, consagrándose como artista integral.

En 1998 colabora con Mike Oldfield en el concierto de Tubular Bells III en el  Horse Guarde Parade de Londres, cantando en "The inner child", tocando el violonchelo en "Monnwatch" y haciendo coros en otros temas.

La grabación de la película “Un bosque de música” (2003), dedicada a la carrera de Luar na Lubre, despertó en Rosa Cedrón el deseo de ampliar conocimientos y la motivó a coquetear con el mundo del teatro, cursando materias de esta disciplina.

A partir de entonces, Rosa comienza a plantearse abrir el alcance de su faceta como solista y en enero de 2005, comunica públicamente su decisión de emprender su camino en solitario. Movida por el afán de expresar su propia musicalidad interior, en el año 2007 edita su primer álbum “Entre dous mares” que la lleva a conseguir importantes cuotas de venta y a realizar una intensa gira por España y Francia.


Compatibilizando la gira de “Entre dous mares”, desarrolla numerosas colaboraciones con otros músicos, entre los que cabe destacar la participación en el espectáculo “Night of the Proms” junto con Mike Oldfield, la interpretación del Himno Galego en el Gran Teatro de la Habana con la Orquesta Nacional de Cuba con motivo de la recreación de su estreno cien años atrás.
Ha colaborado en varias ocasiones con el grupo Doa (una banda de gran tradición en Galicia) en el proyecto Cantigalia, en donde adaptaban música medieval para ejecutarla con sus instrumentos.

Álbum: Entre dous mares (2007)


Arde el mar
Música: Rosa Cedrón
Letra: Alba Felpete



Tierna luz de porcelana
tres estrellas en tu almohada
y la miel
y la miel de tu mirada

El misterio de tus manos
es aquel que el cielo extraña
y lo que el viento
lo que el viento quiere ser

Nace un mundo cuando hablas
caen las hojas cuando callas
y en tus ojos vive un dios
La belleza está grabada
en tu espalda y en tus alas
Si caminas arde el mar... arde el mar

Llueve plata cálida
sobre el río que bendices
y al llorar
crece un árbol de cristal
Cuelga el cielo de tus pies
y yo te enseñaré a caer
si tú me invitas
tú me invitas a volar

Nace un mundo cuando hablas
caen las hojas cuando callas
y en tus ojos vive un dios
La belleza está grabada
en tu espalda y en tus alas
Si caminas arde el mar... arde el mar

*

   MIÑA NAI LÚA  /  SE NOS DEIXAN




El disco incluye temas en gallego y en castellano, con letras de Yolanda Castaño y la bailarina y poeta Alba Felpete.

Todo son composiciones de Cedrón (que se atreve con la letra de Miña nai lúa), a excepción de Heicho de dar -tradicional que interpretaba con Luar na Lubre-, Macedonia y Como soños de nacre, de Doa. Precisamente Xoán Piñón, con Rodrigo Romaní, Xacobe Martínez o Marcos Sánchez, es uno de los músicos invitados del disco. Cedrón graba inicialmente con los guitarristas Álex Blanco y Antonio Peña, su hermano Javier Cedrón (violín) y Manolo Gutiérrez (piano).






ROMANCE DE MIRABELLA
Música: Rosa Cedrón
Letra: Alba Felpete



*
*


En Noviembre de 2010 presenta un álbum con la pianista y gaitera Cristina Pato, con la que ha compartido escenario en varias ocasiones formando el dúo SOAS MULLER.

NEGRO CARAVEL

Poema de Rosalía de Castro (Cantares Gallegos)










Así che falín un día
caminiño de San Lois,
todo oprimido de angustia,
todo ardente de paixón,
mentras que ti me escoitabas
depinicando unha frol,
porque eu non vise os teus ollos
que refrexaban traiciós.

“Quixente tanto, meniña
tívenche tan grande amor,
que para min eras lúa,
branca aurora e craro sol;
auga limpa en fresca fonte,
rosa do xardín de Dios,
alentiño do meu peito,
vida do meu corazón”

Dempóis que sí me dixeches,
en proba de teu amor,
décheme un caraveliño
que gardín no corazón.
¡Negro caravel maldito,
que me firéu de dolor!
Mais a pasar polo río,
¡o caravel afondóu!…

“Quixente tanto, meniña
tívenche tan grande amor,
que para min eras lúa,
branca aurora e craro sol;
auga limpa en fresca fonte,
rosa do xardín de Dios,
alentiño do meu peito,
ay vida do meu corazón”

Tan bo camiño ti leves
como o caravel levóu.

*


4 comentarios:

Gatopardo dijo...

¡Que bien canta esta mujer! Esa saudade.....

marian dijo...

Y con qué gusto y delicadeza.

Juan Nadie dijo...

Magnífica Rosa Cedrón en Negro Caravel. También en las demás, pero me quedo especialmente con ésta, que Rosalía es Rosalía.

marian dijo...

Una habanera con aires de tango. Después de la introducción recuerda un poquito a "Por una cabeza".

(De Castro:)