miércoles, 8 de octubre de 2014

LA VÉRITÉ EST AMÈRE





"Para el 1 de octubre de 2014, la más terrible epidemia del virus del Ébola ha cobrado la vida de al menos 3.286 personas y más de 7.100 infectados. El brote empezó en diciembre de 2013 en Guinea, y rápidamente se extendió a Liberia, Sierra Leona, Nigeria y Senegal. Médicos Sin Fronteras alerta de que el virus sigue extendiéndose por varios países de África Occidental donde por ahora está fuera de control."

Lo llevaban advirtiendo muchas personas y organizaciones, no solamente Barack Obama:

Contener la epidemia de ébola en África, el brote más grave de la historia, es tarea de toda la COMUNIDAD INTERNACIONAL.

Este es el principal PROTOCOLO a seguir. Pero estamos afectados por un virus que no se ve, pero que existe: el virus de la INSOLIDARIDAD.


Es más cómodo mirar para otro lado.
(Ojos que no ven, corazón que no siente)
Esas son cosas del TERCER MUNDO...
Hasta que nos toca de cerca.
Pero, ¿aprenderemos la lección?

Es amarga la verdad.






Pues amarga la verdad, 
Quiero echarla de la boca; 
Y si al alma su hiel toca, 
Esconderla es necedad. 
Sépase, pues libertad 
Ha engendrado en mi pereza 
La Pobreza.

¿Quién hace al ciego galán 
Y prudente al sin consejo? 
¿Quién al avariento viejo 
Le sirve de río Jordán? 
¿Quién hace de piedras pan, 
Sin ser el Dios verdadero?
El Dinero.

¿Quién con su fiereza espanta 
El cetro y corona al rey? 
¿Quién, careciendo de ley, 
Merece nombre de santa? 
¿Quién con la humildad levanta 
A los cielos la cabeza? 
La Pobreza.

¿Quién los jueces con pasión, 
Sin ser ungüento, hace humanos, 
Pues untándoles las manos 
Les ablanda el corazón? 
¿Quién gasta su opilación 
Con oro y no con acero? 
El Dinero.

¿Quién procura que se aleje 
Del suelo la gloria vana? 
¿Quién siendo tan cristiana, 
Tiene la cara de hereje? 
¿Quién hace que al hombre aqueje 
El desprecio y la tristeza? 
La Pobreza.

Pues amarga la verdad, 
Quiero echarla de la boca; 
Y si al alma su hiel toca, 
Esconderla es necedad. 
Sépase, pues libertad 
Ha engendrado en mi pereza 
La Pobreza.

18 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Varias cosas se me ocurren ante la gravedad de la situación en la que hasta se escuchan sandeces tales como "la cosa no va a pasar a mayores porque la vacuna contra el ébola estará lista para aplicar en seres humanos en 2015".

La insolidaridad, Marian, es una cepa del virus de la estupidez humana.

Qué tendrá que pasar para que tomemos conciencia? Que un virus se descontrole a nivel planetario, que una catástrofe ecologica, que un meteorito se cruce en nuestro camino...?

No quiero ser monotemático, pero todo esto me recuerda lo que dijo Dylan alguna vez para presentar su mítica canción: "A hard rain's a gonna fall means somethings gonna happen..."

Paco, otro grande.

Juan Nadie dijo...

Ya lo creo que la verdad es amarga. Ahora comienzan a pasarse la patata caliente las administraciones, y los sanitarios. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid parece que no quiere saber nada, la ministra de Sanidad no sabe nada, el colegio de Enfermería (creo que es) sacará un comunicado poniendo a parir a los médicos, parece que los protocolos no se siguen bien, a los médicos nadie les enseña cómo ponerse las prendas de protección... Un desastre.
Para peor, hay mucha gente que dice que no deberían haberse repatriado a los misioneros, que al perro de la enfermera no se le debe sacrificar y burradas por el estilo.
Todo el mundo habla con una ligereza impresionante, cuando lo que debemos hacer es escuchar a los expertos.
De los programas mañaneros de la caja tonta, ni hablamos.

Gatopardo dijo...

Yo he oído decir hasta que si llegan a ser de Médicos Sin Fronteras no los repatrían.
Seguro que ahora que amenaza de cerca, y especi9almente por solidaridad con los aricanos, se aceleran las investigaciones...

marian dijo...

Por lo visto, Carlos, eso tiene que pasar, que nos toque a todos, es la única manera de ponernos en su lugar.
¿Solidaridad?... lo que funciona de maravilla es la cadena de Culpabilidad... la patata caliente.
Muy acertado el tema de Dylan, lo que dijo en la presentación no lo sé, o no lo recuerdo.

marian dijo...

Eso es cierto, Charlie, se habla con ligereza. Los expertos, para mí, son creíbles cuando no hay "intereses políticos" detrás, si los hay, los pongo en cuarentena.
Yo es que lo veía venir desde el principio, al final, harían como única responsable a la propia sanitaria, algo que se puede rebatir desde varios frentes y con contundencia.
Expertos son también los que están al pie del cañón que son: el personal sanitario, desde los médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería y hasta el personal de limpieza (que también son personal sanitario -imprescindible-), son los que mejor saben de recortes sanitarios, de improvisación, ...,

Los únicos responsables de lo que ha ocurrido (no tengo dudas), son los políticos, en este caso y más concretamente, la ministra de Sanidad y el Presidente de Gobierno.

marian dijo...

Eh, Gato, ¿qué pone arriba en la cabecera de "LA LENTE OPACA"? Pues eso.

marian dijo...

Es más exacto decir que son los máximos responsables, no los únicos, porque aquí hay una cadena de errores que habría que analizar muy seriamente.

Juan Nadie dijo...

El problema de la Sanidad en este país comenzó cuando se fraccionó. Hoy, y desde hace más de veinte años, cada comunidad tiene su propio plan sanitario y así no hay quien se entienda, de modo que el responsable máximo no es tanto el Ministerio de Sanidad como esto que digo. Hay que volver a centralizar la Sanidad. He dicho. Pero a ver quién le pone el cascabel al gato.

La sanitaria infectada, una cabeza hueca. ¿Por qué no comunicó a su médico de cabecera que había estado en contacto con los enfermos de Ébola?

marian dijo...


Lo siento, pero los comentarios van a ser largos.

Hay tanta información contradictoria, que hay que remitirse a lo probado nada más, no a lo especulado o a sensacionalismos ni intereses creados.
Me parece rastrero focalizar en la auxiliar de enfermería la culpabilidad de lo que ha sucedido, con el agravante de que no puede defenderse. Le faltó tiempo a ese señor para acudir a la prensa y decir que la auxiliar había admitido que pudo contraer el virus al tocarse el rostro con uno de los guantes.
Ella misma por teléfono y a un periódico dijo que creía que el fallo pudo estar al quitarse el traje especial después de salir de la habitacioón. "Lo veo como el momento más crítico, en el que pudo pasar, pero no lo sé seguro". No es lo mismo esta declaración que la anterior que improvisó la rueda de prensa en la calle.

Yo no sé si la auxiliar estaba lo suficientemente formada para casos así. Lo que sí sé es que ahora si se está informando, formando y proporcionando el material adecuado al personal sanitario, pero hasta que no ha pasado lo que ha pasado, se ha hecho lo mínimo por parte de quien tenía que haberlo hecho.

Pero hay más, dijo la subdirectora del Carlos III: "Este tipo de maniobras pueden pasar inadvertidas incluso para ella. Por eso ha tardado tanto en decirlo, porque ha estado pensando en cómo fue el proceso"

El consejero de sanidad de la comunidad de Madrid, acusó a la mujer de mentir: "Hoy ha reconocido el error al desvestirse del traje. Todo este tiempo lo negó sistemáticamente, como ocultó que había tratado a un enfermo de ébola"
Más adelante dijo: "No la responsabilizo. Involuntariamente ha tenido un accidente. Bastante tiene con lo que tiene. No creo que sea una negligencia, igual hizo un gesto institivamente que no valoro.

Pues miren los dos, y los que van por ese camino. A los que les gusta tanto la palabra "Protocolo" Un protocolo como dios manda tiene que integrar o contemplar el error humano. Y cómo se controla todo, incluido el error humano, pues muy fácil, no hay que ser un Einstein, con un mínimo de sentido común es suficiente: Todo el personal que ha atendido a un enfermo así tiene que estar en cuarentena los días en los que puede tardar en manifestarse un posible contagio.

Juan Nadie dijo...

Sí, todo es muy confuso e, insisto, estamos ahora mismo en el "momento patata caliente". Es que todo el mundo está alucinando, porque somos neófitos en esto. Parece que nadie sabía cómo seguir los protocolos.

Sin embargo, en el Hospital Valdecilla, ese lujo de la Sanidad española:

http://www.eldiariomontanes.es/santander/201410/09/valdecilla-entrena-contra-ebola-20141009000603-v.html

marian dijo...

Si los que tienen que saber te mandan a casa como si nada ¿qué?
Si en cuanto empezó a sentirse mal se puso en contacto con Riesgos Laborales para informar que se encontraba mal y que tenía décimas de fiebre y no le dieron importancia (y allí sí sabían que había estado atendiendo al enfermo y fallecido de ébola) ¿qué?
¿Por qué no lo dijo cuando fue al centro de salud? Pues no lo sé, eso lo debería explicar ella. Pero si los que debieran haberle dado importancia cuando se puso en contacto con ellos no se la dieron igual ni imaginaba que su malestar podía venir por el ébola, ya que los primeros síntomas se pueden confundir con otras enfermedades. Creo que debería haberlo dicho cuando fue al centro de salud, pero yo no sé en el estado en que estaba, más lo anterior...

marian dijo...

Lo que para mí está claro que los principales responsables son quienes trajeron a los enfermos de ébola sin las garantías suficientes, por muchas medallas que se puso la ministra de sanidad cuando murió el primer misionero.
Con garantías para la salud pública sí, sin garantías no. Y eso no se puede poner en duda.

marian dijo...

Ahora leeré el enlace.
Aquí, para lo que se espabilan es para salvar su culo, y a los demás que nos vayan dando.

Juan Nadie dijo...

Ahora mismo, en estos momentos, está circulando por la red la especie de que la auxiliar Teresa Romero ha muerto. Es mentira.
Voy a insistir, callémonos, que se callen todos, dejemos a hablar a los expertos, joder.

marian dijo...

Conocemos bien por aquí lo que es el Hospital de Valdecilla.
Esa preparación, de esa manera, es la que tenía que haber habido en todos los hospitales, ahora se están poniendo las pilas.
Por cierto, qué nivel tenía el Carlos III, y cuál tiene ahora. Qué pasó.

Otro enlace:http://www.lamarea.com/2014/10/08/recortes-y-ebola-de-las-salas-de-presion-negativa-del-carlos-iii-las-sabanas-de-la-paz/

marian dijo...

Que se callen los sensacionalistas, de acuerdo. Pero es bueno que se siga hablando desde el sentido común, especialmente sobre hechos concretos. La saturación es inevitable. Es muy grave lo que ha pasado.

Juan Nadie dijo...

Pues pasó lo que dice el enlace que acabas de poner.

marian dijo...

Ya.
Lo más importante ahora es que la enferma salga de esta y que la situación no vaya a más. Pero alguien tiene que dimitir, que no lo hará.
Es una vergüenza, pero estamos tan acostumbrados, que pasamos por todo lo que nos echen.