domingo, 21 de octubre de 2012

DOS DE PESSOA











Autopsicografía

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
Que hasta finge que es dolor
El dolor que de veras siente.

Y quienes leen lo que escribe,
Sienten, en el dolor leído,
No los dos que el poeta vive
Sino aquél que no han tenido.

Y así va por su camino,
Distrayendo a la razón,
Ese tren sin real destino
Que se llama corazón.

Fernando Pessoa 

(Versión de Santiago Kovadloff)

Autor: José Sobral de Almada Negreiros


Tengo tanto sentimiento...


Tengo tanto sentimiento
que es frecuente persuadirme
de que soy sentimental,
mas reconozco, al medirme,
que todo esto es pensamiento
que yo no sentí al final.

Tenemos, quienes vivimos,
una vida que es vivida
y otra vida que es pensada,
y la única en que existimos
es la que está dividida
entre la cierta y la errada.

Mas a cuál de verdadera
o errada el nombre conviene
nadie lo sabrá explicar;
y vivimos de manera
que la vida que uno tiene
es la que él se ha de pensar.


Fernando Pessoa

(Versión de Ángel Crespo)






Envidio –pero no sé si envidio– a aquellos de quienes se puede escribir una biografía, o que se pueden escribir la propia. En estas impresiones sin nexo, ni deseo de nexo, narro indiferentemente mi biografía sin hechos, mi historia sin vida. Son mis Confesiones y, si nada digo en ellas, es que no tengo nada que decir.
¿Qué tiene alguien que confesar que valga o que sirva? Lo que nos ha sucedido, o le ha sucedido a todo el mundo o solo a nosotros; en un caso, no es novedad, y en el otro no es cosa que se comprenda. Si escribo lo que siento es porque así disminuyo la fiebre de sentir. Lo que confieso no tiene importancia, pues nada tiene importancia. Hago paisajes con los que siento. Hago fiestas de las sensaciones. Comprendo bien a las bordadoras gracias a la amargura, y a las que hacen punto de media porque hay vida. Mi tía vieja hacía solitarios durante lo infinito de la jornada. Estas confesiones de sentir son solitarios míos. No los interpreto, como quien usase cartas para saber el destino. No los ausculto, porque en los solitarios las cartas no tienen propiamente valor. Me desenrollo como una madeja multicolor, o hago conmigo figuras de cordel, como las que se tejen entre los dedos estirados y se pasan de unos niños a otros. Sólo me preocupo de que el pulgar no estropee el lazo que le corresponde. Después, vuelvo la mano y la imagen resulta diferente. Y vuelvo a empezar.
Vivir es hacer punto de media con una intención de los demás.
Pero al hacerlo, el pensamiento es libre, y todos los príncipes encantados pueden pasear por sus parques entre zambullida y zambullida de la aguja de marfil de pico al revés. Punto de ganchillo de las cosas... Intervalo... Nada...
Por lo demás, ¿con qué puedo contar conmigo? Una acuidad horrible de las sensaciones, y la comprensión profunda de estar sintiendo... Una inteligencia aguda para destruirme, y un poder de ensueño ávidamente deseoso de entretenerme... Una voluntad muerta y una reflexión que la arrulla, como a un hijo vivo...
Sí, punto de ganchillo...
(Fragmento del "LIBRO DEL DESASOSIEGO")
Fernando Pessoa



THE INNER CHILD
ROSA CEDRÓN & MIKE OLDFIELD 











8 comentarios:

Xibeliuss Jar dijo...

Pessoa, siempre lúcido.

Pd. Parece que las obras avanzan, ¿no?

Juan Nadie dijo...

Ya veo que estás consiguiendo poner en orden el blog, estaba seguro.

Pessoa, uno de los grandes.

marian dijo...

Sí Xibeliuss, con "desasosiego", pero avanzan.

marian dijo...

Bueno Charlie, en orden en orden, no estoy tan segura como tú, pero...yo sigo, ya sabes... saturniana.

Gatopardo dijo...

Bienvenida al mundo de los vivos nuevamente, no es mal retorno de la mano de Pessoa.....

marian dijo...

Sí de los vivos, Gatopardo, pero como no acabe para "Todos los Santos", me veo en otro mundo...

Pessoa y sus heterónimos, eh.

Juan Nadie dijo...

Alberto Caeiro, Álvaro de Campos, Ricardo Reis, Bernardo Soares... y 68 más.

Es que Pessoa era hipersensible y tenía un carácter un poco esquizofrénico, el hombre, qué le vamos a hacer, por eso su poesía es tan... no sé cómo decirlo.

marian dijo...

Buscaré algo en "Libro del desasosiego", y lo añadiré también.
Que tiene tela.