jueves, 5 de julio de 2012

DOS DE HAMMOND




EL PODERÍO DEL ÓRGANO HAMMOND

Hammond, el o la, ya que la mayoría de los organistas parecen referirse a sus Hammonds, como "ella".

Como instrumento de teclas que es, las notas y acordes son los mismos que en un piano, teclado, melódica o acordeón (de teclas).

Ahora bien, la sonoridad tan particular del Hammond, así como el tipo de tecla de la que dispone, lleva a desarrollar algunas técnicas únicas y distintas del resto de instrumentos de teclas.

Habitualmente en un Hammond la mano derecha, normalmente más ágil, tenderá a hacer los solos y momentos de mayor presencia, mientras que la izquierda se dedicará a crear líneas de bajos o acordes.


-Glissando-

Así se representa en el pentagrama, bien hacia arriba o hacia abajo:


Un glissando (en plural, glissandi; del francés glisser, "resbalar, deslizar") en música es un adorno, un efecto sonoro consistente en pasar rápidamente de un sonido hasta otro más agudo más grave  haciendo que se escuchen todos los sonidos intermedios posibles dependiendo de las características del instrumento.
Este adorno musical se representa en las partituras y particellas mediante una línea oblícua que va desde la nota de partida en la dirección deseada hasta la nota final. La línea puede ser ondulada o recta, más o menos ancha y a menudo va acompañada por la abreviatura «gliss.»
La técnica interpretativa variará en función del instrumento musical que deba ejecutar el glissando.

El "glissando" es uno de los adornos más utilizados cuando tocamos un órgano Hammond.

Básicamente consiste en deslizar un dedo o la mano directamente (depende de la técnica de cada uno) a través de varias teclas consecutivas, para entendernos, ir de una tecla a otra más lejana sin levantar la mano.

Este recurso puede llevarse a cabo decreciendo, en dirección a las notas bajas, o in-crescendo hacia los agudos logrando un efecto totalmente distinto al anterior.

Su uso no es únicamente ornamental, pues se puede utilizar para hacer una transición a una parte "B" en el tema que se interpreta, para pasar a un estribillo o para realzar o dar fuerza.

La manera de llevar a cabo un glissando es totalmente libre, se puede hacer con la parte del cuerpo que se prefiera, un dedo, una mano, la muñeca, con el codo y hasta con el antebrazo.



PALM SLAP
.
Ésta es una de las técnicas de Hammond más representativas del instrumento. El "Palm Slap" consiste en golpear el teclado breve, pero intensamente, con los nudillos o con la mano ligeramente abierta, y tocando (golpeando) varias notas consecutivas simultáneamente, entre 3 y 6 teclas.

No es tanto una técnica sonora como rítmica, por lo que no es necesario permanecer estrictamente en la tonalidad.

El Palm Slap crea un sonido potente, crujiente y percutivo, que extrae al Hammond gran parte de su potencial.
Es un efecto muy utilizado en muy diversos estilos musicales, si cabe destacar alguno, es sin duda en el funky, pero también en jazz, rock o reggae.

*

(Véase y escúchese,
Glissando y Palm Slap, en las manos de :

MALC DEAKIN )





Pero el Hammond no acaba aquí ni mucho menos, existen varias técnicas más, que se quedarán para próximos capítulos.

Es conveniente recordar, que además de tener ocupadas las dos manos, no podemos olvidar los pies, el izquierdo va destinado a la pedalera de bajos, que funciona como un teclado más, mientras que el derecho controla el pedal de expresión ya que el Hammond no es sensible a la fuerza con la que lo tocamos.

***

Organistas de hoy:

(Antes de morir asombraré a muchos con el increíble número de tonalidades del órgano Hammond)

JIMMY SMITH




Pensilvania, 8 de diciembre de 1928 - 8 de febrero de 2005.
Jimmy Smith nace, como el que dice, con un piano debajo del brazo. De padre y madre pianistas profesionales, gana con nueve años un concurso de niños prodigio en Estados Unidos.
Con 20 años se matricula en la Hamilton School of Music para estudiar contrabajo, y un año más tarde en la Ornstein School of Music se especializa en piano.
Por tanto, con sus estudios de piano y contrabajo pensó que el Órgano Hammond era el instrumento que mejor se adecuaba a su formación, dominaba las teclas como en el piano y el pedal del órgano a modo de contrabajo.

Así que se lanzó a principios de los años 50 como músico profesional con la formación de nombre Don Gardner And His Sonotones donde consiguió una gran reputación que le llevó a Nueva York para debutar en el Café Bohemia.

Jimy Smith es uno de los clásicos del jazz-soul y uno de los principales culpables del auge y esplendor que el órgano hammond obtuvo a finales de los 50 y primeros 60, como instrumento musical dentro de la música moderna. Casi podríamos decir que sin Jimmy Smith y alguno de sus contemporáneos como Jack McDuff y Jimmy McGriff no habrían surgido dentro de la música pop y rock auténticos admiradores del hammond como Brian Auger, John Lord o Georgie Fame y no habríamos podido disfrutar de ese sonido hammond tan excitante y humeante, de grupos como los Small Faces, The Spencer Davies Group o los mismísimos Artwoods, Graham Bond Organisation o Zoot Money.

La carrera musical de Jimmy Smith comenzó a fraguarse dentro del sello Blue Note para el que grabó discos de jazz con un fuerte aroma a blues y soul entre 1956 y 1962, discos donde el órgano hammond empezaba a ser protagonista de intensos pasajes, rivalizando con instrumentos más clásicos dentro del mundo del jazz , hasta ese momento, como el saxo, la trompeta, guitarra y piano. Podemos decir que dentro de Blue Note Jimmy Smith se ganó el prestigio y se hizo un hueco importante dentro del mundo del jazz, grabando con músicos del calibre de Grant Green, Lou Donaldson y Stanley Turrentine entre otros. Sin embargo a partir del 1963, y ya dentro del sello Verve, Jimmy Smith modificó en cierta medida su estilo, ampliando la complejidad musical de sus composiciones, que se volvían más cinemáticas y comenzaban a incluir cuidadas orquestaciones que dotaban a su música de un intenso swing, que las haría más accesibles al público general, aunque las distanciaría algo de sus seguidores iniciales, más cercanos al jazz.

***
BARBARA DENNERLEIN


  RHODA SCOTT




BARBARA DENNERLEIN & RHODA SCOTT

 

*


La mayor parte de la información ha sido tomada del blog más ameno y completo en Internet sobre el Hammond:

(acercarse por allí merece la pena).







5 comentarios:

Gatopardo dijo...

Estupendo post cómo siempre, has puesto hasta a Jimmy Smith.....difícil superarlo en otro dedicado al Hammond.

Gatopardo dijo...

¿Conoces a Joey DeFrancesco?
http://offbeatpersistente.blogspot.com.es/2012/07/joey-defranceso.html

marian dijo...

No lo conocía hasta ayer, que lo encontré y anoté su nombre, veré el tuyo ahora.
Tengo la intención de hacer un Hammond cada mes, si veo que no se puede superar, con poner uno de Jimmy Smith en cada uno de ellos...

Francesca Paolucci dijo...

My favourite Hammond organ player is Shirley Scott.

marian dijo...

Ok Francesca. In a next post...Shirley Scott, good organ player.
Thanks for the information.