domingo, 14 de abril de 2013

RESTOS DEL PASADO EN EL HOMO SAPIENS






*
Genesis
Your Own Special Way




*


Asegura con acierto un dicho popular que órgano que no se utiliza, se atrofia.
A lo largo de la evolución humana, algunas piezas del organismo han pasado a jugar un papel secundario e incluso han perdido su cometido original. Estos órganos inservibles reciben el nombre de vestigiales. En 1893, el anatomista alemán Robert Wieder-Sheim publicó una lista de 86 partes corporales de las que se desconocía su función.

Hoy la lista se ha reducido de modo considerable y muchos de los órganos citados causan polémica entre los científicos.


TERCER PÁRPADO


La llamada plica semilunaris es un diminuto pliegue que hay en el interior del rabillo del ojo y que es un residuo vestigial de la membrana nictitante (tercer párpado, lateral y transparente, de las aves) presente en muchos mamíferos actuales. La función de este tercer párpado transparente es ayudar a proteger y limpiar la córnea. De él los humanos conservan solo un pequeño pliegue en la esquina interior el ojo.



CABELLO



Nuestra melena tiene varias funciones: nos abriga -perdemos un 90% del calor del cuerpo-, amortigua posibles impactos y constituye una poderosa arma de seducción. Pero desde que se inventó el sombrero -y la peluca- podemos pasar de la melena. Es más, ser calvo no constituye ninguna desventaja biológica.


MÚSCULO EXTERNOS DE LA OREJA
 (Músculos extrínsecos del pabellón auricular)


En la zona de la oreja existe una pequeña musculatura formada por tres músculos: el auricular anterior, superior y posterior. Permiten mover las orejas en varias direcciones, pero la mayoría de las personas los tienen atrofiados.


MÚSCULO HORRIPILATOR


Es el músculo erecto del pelo que hace se nos ponga la carne de gallina. Se origina en la parte media del folículo piloso y se extiende hasta la superficie profunda de la epidermis. Ciertos haces de fibras musculares lisas permiten a los animales erizar su pelaje para mejorar su capacidad de aislamiento o para intimidar a otros animales,  ya que hace que el animal parezca más grande de lo que es.
Los humanos conservan esta habilidad (la famosa piel de gallina) aunque obviamente han perdido la mayor parte de su pelaje.


PUNTO DE DARWIN (o tubérculo)

Este pequeño repliegue detrás de la oreja aparece de forma excepcional en el hombre moderno.
Un pequeño punto de piel plegada hacia la parte superior de cada oreja aparece ocasionalmente en los humanos modernos. Podría tratarse de un remanente de una formación más grande que ayudaba a centrarse en los sonidos distantes.






COSTILLAS CERVICALES


Costillas del cuello.
Algunas personas nacen con un par suplementario de estas costillas. Es una herencia reptiliana que solo crea tensiones nerviosas y arteriales, aún aparece en menos del 1% de la población.


ÓRGANO VOMERONASAL (O DE JACOBSON)



Se trata de una estructura cerebral que se localiza en la cavidad nasal de los mamíferos, cuya función es la detección de las feromonas, sustancias que modifican la conducta reproductora. En el feto humano está presente, pero desaparecen al nacer. Algunos autores creen que se conserva en el adulto y es funcional.
Podrían ser todo lo que queda de nuestra otrora gran habilidad para detectar feromonas.



SENOS PARANASALES

¿Por qué conservar estas cavidades rellenas de aire, que se excavan en los huesos del cráneo, que se conectan por conductos con la cavidad nasal y que causan sinusitis? Para humedecer y calentar el aire inspirado, y aliviar el peso de la cabeza. Seguramente nuestros ancestros poseían un finísimo olfato gracias a los receptores olfativos que tapizaban sus mucosas. ¡Cuestión de supervivencia!


MÚSCULO SUBCLAVIO


A menudo ausente, el también llamado subclavius tiene forma de cinta y se inserta entre la clavícula y la primera costilla. Ayuda a descender la clavícula y el hombro, y jugaría un papel importantísimo si aún caminásemos a cuatro patas. Algunas personas tienen uno, otras ninguno y unos pocos tienen dos.


MUELAS DEL JUICIO

También llamados terceros molares o cordales, estas piezas dentales tuvieron una función importante para nuestros antepasados, ya que aportaban potencia masticatoria cuando aún no cocinábamos los alimentos y estos estaban más duros.
El cambio a una dieta más blanda provocó una reducción de los huesos maxilares y dejó sin apenas espacio a las muelas del juicio. Solo el 5% de la población cuenta con un juego sano de estos tercero molares.

MÚSCULO DE LA RISA

El pequeño músculo risorius de Santorini es privativo del hombre. Participa en el gesto de sonreír tirando de la comisura de los labios. Algunas personas carecen de él y otras solo lo tienen en un lado de los labios.

CÓCCYX


El cóccyx o coxis es el hueso pequeño que se encuentra en la punta inferior de la columna vertebral. En realidad está formado por la fusión de 3 ó 4 vértebras y es el recuerdo de que una vez tuvimos cola, según los antropólogos. Estas vértebras fusionadas son todo lo que quedan del rabo que la mayoría de los mamíferos aún emplean para mantener el equilibrio y para la comunicación. Nuestros ancestros homínidos perdieron la necesidad del rabo cuando comenzaron a caminar erguidos. Hoy no tiene ningún cometido y lo único que puede causar su presencia es un terrible dolor, si se fractura por alguna caída.


PEZÓN MASCULINO


En la mujer, los pezones permiten al bebé succionar la leche, pero en el hombre carecen de función, salvo la erógena, que también es válida para el sexo femenino. A nivel embrionario, todos los embriones comienzan su desarrollo de forma similar y siguen un patrón femenino hasta las seis semanas, que es cuando actúan los cromosomas sexuales. Para entonces, el bebé varón ya tiene desarrollados los pezones, aunque la glándula mamaria queda atrofiada.
Los hombres tienen tejido mamario que puede ser estimulado para producir leche. 


APÉNDICE VERMIFORME


Es quizá el órgano vestigial más conocido y discutido, ya que, mientras unos dicen que carece de funcionalidad, otros aseguran que podría ejercer algún tipo de trabajo linfático, exocrino, endocrino e incluso neuromuscular. El apéndice, cuya inflamación causa apendicitis, es un tubo conectado al ciego, la primer porción del intestino grueso. Este estrecho tubo muscular unido al intestino grueso, servía como área especial para digerir la celulosa cuando la dieta de los humanos consistía más en proteínas vegetales que en animales.


VELLO CORPORAL



A lo largo de la evolución, la especie humana se ha hecho cada vez más lampiña. El pelo se concentra en las partes más delicadas y "valiosas" del organismo, como la cabeza y los genitales. Y con la vestimenta, ¿para qué sirve el vello corporal?
Las cejas, evitan que el sudor caiga a los ojos, y el vello facial masculino podría jugar algún papel en la selección sexual, pero, aparentemente, la mayor parte del pelo restante en el cuerpo humano no tiene ninguna función.


ÚTERO MASCULINO



Es un vestigio del órgano reproductor femenino que cuelga de la próstata. En el ovario de la mujer existe un cúmulo de conductos inservibles, que acaban en vía muerta, el epoöphoron, resto embrionario de los conductos seminíferos.



MÚSCULO PALMAR MENOR

Es un músculo alargado que va del codo a la muñeca y actúa como flexor de esta. Una de cada diez personas nace sin él.  Una vez pudo ser importante para colgarse y escalar. Los cirujanos lo aprovechan para emplearlo en cirugía reconstructiva.


COSTILLA (PAR 13)

Tenemos 12 pares de costillas, pero un 8% de la población presente un par de más, al igual que los gorilas y chimpancés. Estas costillas flotantes, que no están unidas al esternón, aumentan el volumen de la caja torácica.


MÚSCULO PLANTAR DELGADO


Músculo pequeño, aplanado y triangular, que se localiza en la zona posterior de la pierna, debajo del vientre lateral del gemelo. En realidad es un auxiliar de este músculo y del sóleo. A menudo confundido con un nervio por los estudiantes novatos de medicina, este músculo fue útil para otros primates, que lo usaban para agarrar objetos con los pies. Ya ha desaparecido en el 9% de la población humana.


MÚSCULO PIRAMIDAL DE LA PELVIS


El 20% de la población nace sin este músculo. Sale de la pelvis y se dirige hacia el fémur por debajo del glúteo. Ayudar a rotar el muslo y podría ser un vestigio de la bolsa de los marsupiales.

Más del 20% de nosotros carecemos de este diminuto músculo triangular similar a un marsupio que se une al hueso púbico.


MÚSCULO PERONEO ANTERIOR


Frágil y alargado, viaja desde el peroné al quinto dedo. Participa en la torsión del pie hacia afuera y en la torsión del tobillo. Hay gente que carece de él.


DEDOS DEL PIE (menos el dedo gordo)


Los demás primates emplean los cinco dedos de los pies para trepar por las ramas. Los humanos dependen principalmente del dedo gordo, pues juega un papel importante en el equilibrio al caminar.

* * *


GENESIS
ELEVENTH EARL OF MAR





*

La esencia del instinto es
 que es seguido independientemente de la razón.


7 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Curioso artículo, a la par que interesante. Con la melena que yo tenía en tiempos... snif!

Gatopardo dijo...

Yo el risorius de Santorini le empleo todo lo que puedo.....
Lo de la melena, vamos a dejarlo.

Gatopardo dijo...

Ah, y el de mover las orejas lo estoy recuperando a base de gimnasio.

marian dijo...

Con lo de melenudos (en tiempos -menos de mili-) ya contaba, pero lo de las orejas, es para preocuparse...

Logan y Lory dijo...

El cuerpo humano es un puzzle increíble.... Ayyyy esas melenas al viento.

Un abrazo

marian dijo...

Pero la mente humana...todavía más:)
Melena, lo que se dice melena, siempre se puede tener, lo único que cambia es el lugar del "empiece".

Gatopardo dijo...

Eso sí, con la inestimable ayuda de anabolizantes....