miércoles, 26 de septiembre de 2012

TANGOS ARGENTINOS FOR EVER





 Opuestos que están siempre en el secreto corazón del tango,
  el hombre y la mujer.


*


INICIACIÓN AL TANGO
EL TANGO EN EL CINE
TANGO "POR UNA CABEZA"
EDUARDO ROVIRA
TANGO "A EVARISTO CARRIEGO"
EVARISTO CARRIEGO


La riqueza del tango reside en el contraste; la interacción de los opuestos. Hay un continuo entretejer de ritmos lentos y ritmos rápidos; de movimientos lentos y fluídos y de vueltas cerradas; de movimientos de expansión y movimientos de contracción; de libertad y disciplina.
El tango es único entre los bailes por el contraste entre su sensualidad y la precisión de su geometría. Sensualidad y geometría con frecuencia no se conjugan en la estética. El poder creativo de este par de opuestos, la vitalidad generada por su interacción, se ven en el tango como en ningún otro baile.

CLASES DE GEOMETRÍA

Hay gran cantidad de vídeos para iniciarse en lo más fácil del tango,:
la técnica. 
(a falta de ese barrio bonaerense)

 para ir haciendo boca...





*

TANGOS DE PELÍCULA

El Tango ha estado estrechamente relacionado con el cine desde su invención, apareciendo en muchas películas famosas y no tan conocidas. Quién no recuerda a Rodolfo Valentino en "Los cuatro jinetes del Apocalipsis", a Richard Gere y Jenifer López en "¿Bailamos?", Moulin Rouge, Chicago, Último tango en París, y muchas más.



"Por una cabeza", es uno de los tangos que más aparece en el cine:
Esencia de mujer, La lista de Schindler, Frida, Delicatessen, Titanic, ...



POR UNA CABEZA
  (1935)
MÚSICA: CARLOS GARDEL
LETRA: ALFREDO LEPERA
INTÉRPRETE: CARLOS GARDEL







Itzhak Perlman & John Williams




*




DEDICADO AL POETA ARGENTINO
EVARISTO CARRIEGO
Marcela Durán & Carlos Gavito
(FOR EVER TANGO) -presentado por LESLIE CARON

COMPOSITOR:
Eduardo Rovira

 30 de abril de 1925 - 29 de julio de 1980

[Bandoneonista y compositor argentino de una prolífica labor. Rovira era tan revolucionario del tango como Piazzolla, pero fue Astor quien quedó al frente de esa rivalidad creada entre los renovadores y tradicionalistas del género. Y Rovira (que fue ubicado absurdamente como el rival de Piazzolla dentro de la misma vanguardia) se fue discretamente, en 1980, con 55 años, habiendo dejado obras que conviene revisitar ya que tal vez no obtuvieron la atención debida en su época.
.
Actualmente, el reconocimiento a través del rescate histórico es inevitable. Y hasta es posible notar su influencia en la manera de tocar intrépida y temperamental que hoy tienen varios jóvenes músicos del tango, no sólo los bandoneonistas.
.
Es probable que Rovira se adelantase un par de décadas. Casi siempre desprovisto de los estereotipos nostálgicos, supo mirar hacia el futuro: no sólo a partir de algún acercamiento a la composición camarística (en la que también incursionó), sino también desde la evolución propia que pudiera tener el género a través de tratamientos armónicos y, en ocasiones, con la búsqueda de sonoridades algo atrevidas para su tiempo (o para el tango de su época).
.
Rockero sin proponérselo, usó un pedal de efectos para su fuelle un año antes de que Hendrix, Santana y varios otros músicos descargaran toda la distorsión de sus guitarras sobre el público de Woodstock.]








A EVARISTO CARRIEGO






En silencio

Que este verso, que has pedido,
vaya hacia ti, como enviado
de algún recuerdo volcado
en una tierra de olvido...
para insinuarte al oído
su agonía más secreta,
cuando en tus noches, inquieta
por las memorias, tal vez,
leas, siquiera una vez,
las estrofas del poeta.

¿Yo?... Vivo con la pasión
de aquel ensueño remoto,
que he guardado como un voto,
ya viejo, del corazón.
¡Y sé, en mi amarga obsesión,
que mi cabeza cansada,
de la prisión de ese ensueño
caerá, recién, libertada
¡cuando duerma el postrer sueño
sobre la postrer almohada!


Evaristo Carriego









(Argentina, 1883-1912)
Poeta argentino nacido en la ciudad de Paraná, capital de la provincia de Entre Ríos. Poeta bohemio que cantó las pasiones y tragedias de los humildes o la paradoja de la alegría triste de los barrios. A los seis años fue enviado a la escuela primaria de la ciudad de Buenos Aires. Era corto de vista, defecto físico que le impidió ingresar en el Colegio Militar. Con veinte años se introdujo en los círculos intelectuales de la capital, donde le gustaba recitar sus versos. De 1904 a 1908 publicó infinidad de composiciones poéticas en diarios y revistas, y en éste año apareció su primer y único libro en vida, Misas Herejes, cuyo contenido se conocía ya casi totalmente por las publicaciones en los periódicos. La crítica, le dispensó una acogida favorable; sobre todo, por su aparente sentido realista y en oposición a las corrientes simbolistas que la poesía argentina había llevado hasta ese momento. Su poesía, de versos sencillos, canta los hechos cotidianos del porteño barrio de Palermo, donde transcurrió su vida. Borges lo conoció personalmente porque era amigo de su padre y frecuentemente lo visitaba en su casa, y dijo haber descubierto la poesía de sus labios durante los extensos recitados que Carriego hacía de poemas de Almafuerte. En los últimos años de su vida la jovialidad fue cediendo a la melancolía y al retraimiento espiritual. Son los años en que canta dulcemente y resignadamente a todos los que sufren en silencio. Esta aprensión se agravó con el fallecimiento de su padre, ocurrido poco antes del suyo. Murió en 1912 a la edad de 29 años. El libro póstumo La canción del barrio (1913), recoge sus últimos poemas. En 1927, vieron la luz sus cuentos, en un tomo titulado Flor de arrabal. Jorge Luis Borges trazó un penetrante ensayo sobre su vida y obra.



12 comentarios:

Gatopardo dijo...

Saber bailarlo, debe de ser el súmmum.
Eso sí, como dios manda, no vaya a ser que........

Xibeliuss Jar dijo...

Me gustan, sobre todo, esas letras tan tremendistas del tango. Mi autor favorito es Discépolo: más allá del célebre "Cambalache" considero una obra maestra absoluta "Confesión". Y que me perdone si hay algún argentino a la escucha, pero la mejor versión es la de los madrileños Malevaje.

Juan Nadie dijo...

Ehte sí que es un post regio, ¿vihte?

Cualquier día de estos me decido y por ahí aprendo a bailar tango, que cantarlo ya lo hago.

Las letras de los tangos, como dice Xibeliuss, tremendas: "Yo adivino el parpadeo de las luces que a lo lejos van marcando mi retorno. Son las mismas que alumbraron con sus pálidos reflejos hondas horas de dolor..." Qué barbaridad!
A mí también me gustan Malevaje, es que el cantante creo que es argentino.

marian dijo...

...se acabe con un esguince, Gato(o dos).

marian dijo...

Pues no coincidimos Xibeliuss, del tipo "Confesión" hay miles, pero de "Cambalache", no hay otra igual.
De Malevaje no puedo hablar porque los conozco poco, pero las versiones que he escuchado de ellos no me dicen mucho, pero sobre gustos...no hay disputas.

marian dijo...

Charlie, se te están acumulando los "pendientes" o los "tengo que".
Sos...sos...sos...
tremendo.

Gatopardo dijo...

Yo, por una argentina, me hago los esguinces que sean menester....

marian dijo...

Eso, y al tango que le den morcilla.

Gatopardo dijo...

¿El tango, eso que es?

marian dijo...

El tango es una excusa.
¡Temblad argentinas!

Xibeliuss Jar dijo...

Ah, por supuesto que Cambalache es una obra maestra, pero Confesión es una carga de profundidad que a lo mejor no se aprecia de primeras. Sí, canciones de desamor hay muchas, pero muy pocas vistas desde su enfoque.
Batrina, el cantante de Malevaje, es español, por cierto.

Juan Nadie dijo...

Sí, es verdad, siempre creí que era argentino, pero resulta que es madrileño, y, por cierto, se le nota, lo mismo podría cantar chotis.