martes, 8 de diciembre de 2015

HÉROES

Durante un raro acceso de lucidez, el héroe de la comarca asume que cada cual tiene una misión en esta vida: la suya es salvar al prójimo. El héroe sabe que su urgente deber es combatir a los malvados donde quiera que estén, y sale a la calle dispuesto a todo. Mira a un lado y a otro. Avanza, retrocede. Pero no divisa a nadie en apuros. La calle resplandece de serenidad. Las avenidas respiran verdor y los pájaros dibujan en el cielo. Esto es intolerable, piensa el héroe.

Furioso, justiciero, el héroe consigue colarse en la prisión de la comarca, burlar la vigilancia y liberar a una docena de malhechores que, sin salir de su asombro, se dispersan velozmente y se ocultan en los rincones más oscuros. El héroe no cabe en sí de euforia. Regresa a casa. Se sienta a esperar. Medita. Incluso alcanza a escribir tres o cuatro aforismos morales. No pasa mucho tiempo hasta que unos desgarradores gritos de socorro llegan a sus oídos. Entonces se incorpora de un brinco e, indignado, el héroe aborda la calle.


Andrés Neuman





Menos mal que nos quedan los héroes de verdad...


SPIDER-MAN                      RAINDROPS KEEP FALLING ON MY HEAD


Y canciones que levantan el espíritu...


B.J. THOMAS          -          RAINDROPS KEEP FALLING ON MY HEAD





13 comentarios:

carlos perrotti dijo...

Sencillamente genial Neuman, simple, claro, directo... todo no es más que una engañifa de alguien (ése héroe o salvador que las mayorías suelen necesitar) que incluso alcanza a escribir o postular tres o cuatro argumentos para justificar sus razones, las que sean, para lo que fuera que es su plan.

Me encantó, Marian.

Ning Jie dijo...

Podría estar escuchando esta canción durante horas. Me trae buenísimos recuerdos y me hace flotar. Y con esas sensaciones una no necesita de héroes de ningún tipo, o no al menos de los que ávidos de protagonismo, son capaces de provocar un descalabro.

Ohhh, cómo me gustan estas gotas de lluvia...

Gracias por el delicioso desayuno. Que tengas un buen día! :)

Juan Nadie dijo...

Siempre que escucho esta bonita y alegre canción no puedo evitar recordar la película de Roy Hill "Dos hombres y un destino" (Butch Cassidy and the Sundance Kid) con Newman y Redford, y sobre todo con Katharine Ross Esa secuencia en bicicleta. Y esa Katharine Ross, madre mía!...

https://www.youtube.com/watch?v=VwyCDBDtgqc

Juan Nadie dijo...

Mejor este enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=S2OdPDEG6aQ

marian dijo...

Es que es genial, Carlos. En su soberbia se creen imprescindibles, semidioses. Siempre digo lo mismo, pero es que en un mundo feliz y fantástico tendrían que surgir nuevas formas de ganarse la vida, porque desaparecerían muchísimas profesiones que viven de las miserias humanas, quizá esta sea una de las razones para que se necesiten este tipo de héroes.

marian dijo...

Te hace flotar, Ning, porque levanta el espíritu:)
Les tendríamos que cantar aquel tema que cantaba Tina Turner... We don´t need another hero, pero para el caso que nos harían. (Que cómo estaba el Mel en aquellos tiempos)

marian dijo...

Lo primero, Charlie, una aclaración... el ukelele otra vez no forma parte de ninguna conspiración, eh:) Y lo segundo... Y ese Robert Redford...
Gracias por el enlace, memorable escena de la película.

carlos perrotti dijo...

Tal cual. Me diste ganas de leer "Utopía de un hombre que está cansado", de JLB, claro, uno de nuestros superhéroes.

marian dijo...

Te doy permiso para su lectura:)

marian dijo...

... Porque podría aplicar un Fahrenheit 451:)

carlos perrotti dijo...

También.

Sergio L.G. dijo...

Espero que pases unas muy buenas fiestas navideñas Marian.
Un fuerte abrazo.
Sergio, Invisible :-)

marian dijo...

Un abrazo, Sergio, ídem para ti.
Ya he visto que has editado un vídeo repasando (fotográficamente) el año... habrá que disfrutarlo.